03
Dic
08

Proporciones

Tan amplio es tu mundo, tan grandes tus pensamientos

Los espacios reducidos nos hacen pequeños, acabamos respirando parcialmente y la miopía se adueña de nuestros ojos.

Detrás de los muros privados, el vecino entra a formar parte integrante de nuestra vida. Nos detenemos con parsimonia hasta para analizar su saludo matutino, y comentamos: ¡Hoy no está el horno para bollos!, anticipando en ese matiz, el nivel de importancia de lo que nos acontecerá en el día.

Sin apenas percibirlo, nos convertimos en parte de un microcosmos cotidiano que devora retazos de vidas ajenas con el fin de entretener vampíricamente el desierto de la imaginación y la creatividad propias.

El mundo nunca se acaba de recorrer, y si volvemos a un lugar después de tiempo, muchas cosas han cambiado.

Somos Seres andadores, el tiempo es corredor.

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: